Valdeverdeja

Valdeverdeja

Municipio situado en el sector suroeste de la Comarca de la Campana de Oropesa, estuvo poblado ya desde la Prehistoria como lo demuestran los asentamientos de Bercenuño, El Cerro de los Castrejones y La Facciosa, adscritos a la Edad del Bronce. De la Edad del Hierro es el Verraco de Bercenuño, pero será la época romana la que cuente con mayor presencia en la zona (arroyo del Boquerón, Bercenuño, Valdelaosa, y La Facciosa), entre otros.

El caserío tiene su origen en el fenómeno de la Repoblación, llevado a cabo en el siglo XIII. Para los árabes, ésta zona tuvo un gran valor estratégico y defensivo, teniendo como centro político y administrativo del territorio a la ciudad de Vascos, de la cual dependían una red de fortalezas ubicadas en la línea del Tajo, como Castros y Espejel. Históricamente, estuvo bajo la jurisdicción de la Puebla de Naciados, perteneciente a la Orden de Santiago; posteriormente, en el siglo XV pasará a la jurisdicción del Señorío de los López de Zúñiga, más tarde Condes de Miranda y Duques de Peñaranda. Finalmente, en 1678 Valdeverdeja obtuvo del rey Carlos II el Privilegio de Villazgo o título de villa independiente. Valdeverdeja conserva una arquitectura tradicional en piedra bien integrada en el paisaje. Destaca el conjunto edilicio de la Plaza Mayor, caracterizada por presentar un pavimento de losas de granito de buena labra; en torno a la plaza, se ubican tres interesantes casonas de recia construcción, de dos alturas, que conforman, junto con el ayuntamiento, un interesante conjunto monumental: La Casa de la calle San Blas nº 1 (Casa del Curato), La Casa de la calle Plaza de España nº 6 y la Casa de la calle Estación nº 12 y 14.