Iglesia parroquial de San Juan Bautista

Iglesia parroquial de San Juan Bautista

La iglesia parroquial de San Juan Bautista se sitúa en el centro del caserío, junto a la plaza. Datada en el siglo XVI, es un templo de una sola nave con ábside circular en cabecera y torre a los pies, construido en mampostería de granito y sillería. Tiene añadidos varias edificaciones en su lateral sur, entre ellas un disonante pórtico principal. En varios puntos del aparejo exterior se localizan grabados e inscripciones de simbología religiosa. En su interior, se venera al Cristo de las Maravillas, patrono del pueblo (s.XVIII).