Iglesia parroquial de Santa Catalina

Iglesia parroquial de Santa Catalina

La iglesia parroquial de Santa Catalina, de estilo neoclasicista, fue construido sobre los restos de una primitiva iglesia del siglo XV, de la cual sólo se conserva el tramo inferior de la torre y que fue prácticamente destruida en su totalidad por las huestes francesas en 1809. Está compuesta por tres naves divididas en tres tramos por arcos formeros sobre pilastras. Tiene un arquitrabe clásico con friso de metopas y triglifos. La bóveda de la nave central es de cañón, rebajada con lunetos y con arcos formeros moldurados. El crucero está cubierto por una cúpula de media naranja con linterna que descansa sobre pechinas con pinturas en medallón que representan a los cuatro evangelistas. En el piecero se encuentra el coro con su respectiva sillería. En uno de sus extremos se encuentra la pila bautismal.