Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Luz

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Luz

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Luz es un templo de una sola nave con planta rectangular y crucero cubierto con una cúpula rebajada sobre pechinas.

A los pies, arco de medio punto de acceso a la capilla bautismal. Destaca su torre campanario, de sillería, el Retablo del Salvador, donado por el Arzobispado de Toledo y tallado por el artífice Pedro de Luna en 1751, obra maestra de los retablos rococós de la provincia de Toledo; y su estupendo baptisterio abovedado. Edificio de estilo Renacentista, construido principalmente en el siglo XV, y a finales del siglo XVI se terminó su monumental capilla mayor que conforma la cabecera del templo.