Arquitectura

Arquitectura

En las cercanías de la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción se encuentran los restos del Pasadizo mandado construir a comienzos del siglo XVII por D. Fernando Álvarez de Toledo, V Conde de Oropesa. Para que la Condesa y sus criados pudiesen ir desde las casas y palacio a la iglesia.

De presunto origen musulmán, el Castillo de Oropesa es una construcción cuadrilonga de mampostería que en origen tenía cuatro torres circulares y de las que sólo se conservan dos, el resto debieron desaparecer al levantarse el castillo nuevo adosado al antiguo con el que forma un único conjunto. Destaca la Torre del Homenaje en la fachada frente al palacio condal. Es de planta cuadrada realizada en sillería y con torretas en las esquinas. Uniendo el castillo y el palacio existe un tramo de muralla de mampostería y sillares que tiene un acceso cercano al castillo y está compuesto por un arco de medio punto adovelado con moldura de bocel en el interior.

El Hospital de San Juan Bautista fue mandado construir durante el siglo XV por Dña. María de Figueroa, madre de D. Francisco Álvarez de Toledo, V Virrey del Perú. En la actualidad se ubica el Punto de Información Turística de la localidad. Construido durante los siglos XV y XVI el Antiguo Ayuntamiento tiene un estilo gótico-mudéjar que mezcla piedra y el ladrillo. Su planta inferior descansa sobre columnas octogonales y arcos conopiales con bolas. El acceso principal se encuentra enmarcado por una portada adintelada con columnas jónicas. Sirvió como ayuntamiento hasta el año 1871.

La Capilla de San Bernardo fue edificada en 1605 bajo las premisas de Francisco de Mora. Fue elevada para dar sepultura a D. Francisco Álvarez de Toledo, V Virrey del Perú. Del majestuoso edificio de sillería granítica y estilo herreriano destacan su portada y su cimborrio octogonal.

El Colegio de los Jesuitas fue fundado en el siglo XVI por D. Francisco Álvarez de Toledo y regentado por la Compañía de Jesús. Desde 1590 tuvo el privilegio de universidad, la cual llegó a contar hasta con ocho cátedras. En época de Carlos III, de quien se puede observar el escudo en la portada, pasó a denominarse Real Casa de Enseñanza.

Varios son los conventos que se pueden encontrar en la localidad: el convento de las Concepcionistas fue construido en 1523 por Dña. Mencía de Toledo, esposa del II Conde de Oropesa. De su fábrica de sillarejo granítico destaca su portada renacentista en arco de medio punto; el antiguo convento de los Franciscanos, situado a las afueras del pueblo en el paraje de El Regajal. Fundado por los Condes de Oropesa en 1518, el monasterio de Franciscanos Observantes se destinó como panteón familiar, lo que le llevó a denominarse como “pequeño Escorial”. Por su parte, el convento de Ntra. Sra. del Recuerdo fue el antiguo convento de Madres Oblatas y morada de San Juan de la Cruz durante su infancia y juventud. En su interior se conserva un retablo de Juan Correa de Vivar. Por último, el convento de las Misercordias, construido en 1618 a instancias de D. Juan Álvarez de Toledo, IV Conde de Oropesa, fue regentado por las hermanas Clarisas de la Misericordia para impartir clases a la población. Según la tradición en la casa natal de San Alonso Orozco nació el afamado místico, religioso y escritor Alonso de Orozco a comienzos del siglo XVI. Destaca su fachada de aparejo toledano a base de cajones de sillarejo y machones y recercados de ladrillo, muestra de la arquitectura tradicional que ha llegado hasta nuestros días.

En plena plaza del Navarro se alza esbelta la Torre del Reloj de estilo neomudéjar, construida en 1901, que alberga un reloj. La construcción descansa sobre un gran arco apuntado. Tambien se encuentra el Antiguo Pósito Municipal que actualmente aloja las dependencias del ayuntamiento. En uno de sus extremos se encuentra la antigua biblioteca, construida a instancias del ayuntamiento en 1912 para incentivar la cultura, de la cual destaca un conjunto de azulejería talaverana realizada por Ruiz de Luna y Enrique Guijo que decora toda la fachada superior.

Otros lugares de interés para el visitante son los restos de la Muralla, el Antiguo Museo de Platón Páramo o la ermita de Ntra. Sra. de las Peñitas.