Artesanía

Artesanía

Lagartera está considerada como la capital del bordado, cuyos orígenes se remontan al siglo XV, en grecas bordadas y franjas de deshilado. A partir del siglo XVII, los lagarteranos empezaron a ejercer de arrieros vendiendo por toda España sus artísticos tejidos, pero no será hasta comienzos del siglo XX cuando haya un verdadero desarrollo comercial del bordado. Actualmente, la mayor parte de la economía del pueblo se basa en esta actividad que tanta y tan merecida fama le ha dado, incluso más allá de nuestras fronteras.