Encinares, lagunas y más... en el entorno del pueblo

Encinares, lagunas y más... en el entorno del pueblo

Gran variedad de paisajes y aves en menos de 10 km

Se inicia la ruta en la plaza del pueblo, junto al Ayuntamiento, cogemos la calle del Cristo arriba y pasamos junto al Convento de las Madres Agustinas Recoletas y la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción. Ya desde aquí entramos en contacto con el patrimonio natural pues éstos edificios acogen gran variedad de aves urbanas, destacando la colonia de nidificación de cigüeña blanca de la iglesia (una de las más importantes de la provincia, con más de 30 nidos) y cernícalos primillas.

Enseguida contactamos con la carretera asfaltada que se dirige a Caleruela, pasamos junto al cementerio y al finalizar la bajada de la carretera nos desviamos a la derecha por un camino de tierra (km 0,9) conocido como camino de Carrasca donde se sitúa una fuente-pilón, que en su día fue el pilón de la plaza del desaparecido pueblo de Carrascalejo. Tomamos el camino que sale de la fuente a nuestra derecha y un poco más adelante nos desviamos a la izquierda (km 1,2) entre cultivos y olivares. Hay un cruce de caminos (km 1,6) y seguimos de frente. En otro cruce (km 1,9) giramos a la izquierda y pasamos junto a un estanque conocido como “El Redondel”. En el alto al que llegamos, encontramos un buen punto de observación (km 2,7) para disfrutar del entorno, especialmente de la magnífica vista de la Sierra de Gredos que se nos muestra en toda su extensión y en la que se aprecian perfectamente todos los pueblos que se ubican en su falda, La Calzada aparece por el este. Aquí nos desviamos por el camino que desciende hacia la derecha, durante un corto tramo transitamos por el cordel de los Habales. Hay una intersección de cuatro caminos (km 3,1) y seguimos por el de la izquierda.

El paisaje cambia completamente ya que nos internamos en la bonita Dehesa de La Calzada (km 3,7) y cogemos el cruce a la derecha para al poco tiempo tomar otro cruce también a la derecha (km 3,8) y luego otro a la izquierda (km 4,0). El entorno es una buena representación de monte mediterráneo de encinas con numerosas especies de arbustos y hábitat idóneo de numerosas aves rapaces como milanos, aguilillas calzadas, busardos ratoneros, buitres… y también abubillas, rabilargos, torcaces, etc; si tenemos suerte, podemos encontrar ciervos o cervatillos.

En una bifurcación (km 4,1) tomamos el camino de la derecha. Pasamos junto a la interesante laguna de los Casares, en medio del encinar (km 4,3), buen punto para la observación de fauna, incluyendo algunos anfibios que en primavera utilizan la laguna como frezadero; al otro lado del camino se sitúa el Pozo de los Casares, con dos pilas y un abrevadero, muy visitado por los lugareños. En el entorno hay algunas encinas de considerable tamaño.

Llegamos a una labranza con establos, los Establos de la Dehesa (km 4,7), donde hay que abrir una puerta (no olvidarse de volver a cerrarla) y giramos a la derecha. Hay otro cruce (km 4,9) y seguimos recto para llegar a otra bonita laguna, la Laguna de la Dehesa, sobre el arroyo del Portachuelo (km 5,1) que se sitúa a la derecha del camino, ya en el límite del encinar.

Seguimos para abrir otra puerta (km 5,2) y contactar con un pinar de buena extensión. Nos desviamos a la derecha (km 5,5) para pasar por otra puerta (el pueblo se sitúa de frente). Una pequeña valla metálica nos separa de los campos de cultivo con encinas dispersas. Caminamos ahora p nte repoblación de alcornoq ta contactar con el área recreati va Los Eucaliptos (km 6,2), lugar idóneo para descansar y admirar las dimensiones de éstos árboles foráneos. Junto al área hay una antigua carretera que debemos tomarla y seguir la izquierda para Cernícalo primilla unos pasos a er un nuevo camino a la derecha dirige a la cercana autovía A-5. Pasamos bajo la misma por un túnel (km 6,6) para llegar a la Laguna de las Limas (también sobre el arroyo del Portachuelo) donde será fácil observar algunas aves acuáticas, garzas y cigüeñas.

Contactamos con un camino (km 7,0) y a la derecha volvemos a la población transitando paralelo a la autovía hasta cruzarla por un nuevo túnel (km 7,8). Saliendo del túnel cogemos a la izquierda y de nuevo llegamos a la carretera asfaltada (km 8,3) para entrar al pueblo por la C/ Ramón y Cajal y apreciar algunas de las casas señoriales de la población (finales del XIX), antes de llegar a la plaza del pueblo (km 8,7).