Convento de las Madres Agustinas Recoletas

Convento de las Madres Agustinas Recoletas

El convento de las Madres Agustinas Recoletas fue construido en 1675; un año después se establecieron en él las religiosas a instancias de la Madre Agustina Recoleta Isabel de la Madre de Dios, mística natural de Navalcán. Con apoyo del Conde de Oropesa D. Manuel Joaquín Álvarez de Toledo, primer ministro de Carlos II, el convento fue fundado sobre el solar del antiguo Hospital del Stmo. Cristo de las Misericordia, guardándose en su iglesia-capilla su venerada imagen en un retablo con camarín. Por su parte, la iglesia del convento Agustino es Renacentista, con planta de cruz latina de una sola nave y dos accesos. La nave se cubre con bóveda mixta de medio cañón y arista. Destaca el retablo barroco de rica decoración y notable interés en el altar principal, tras el cual se encuentra el camarín con la imagen del Stmo. Cristo de las Misericordias, al que se puede acceder por esta escalera que parte de la Sacristía. En el interior del templo descansa el cuerpo incorrupto de la ya citada Isabel de la Madre de Dios.