La Calzada de Oropesa

La Calzada de Oropesa

El municipio de La Calzada de Oropesa se encuentra en el extremo noreste de la Comarca de la Campana de Oropesa. La disponibilidad de recursos naturales en su territorio ha posibilitado la presencia de comunidades humanas desde el paleolítico junto al arroyo del Molinillo y ocupaciones durante la edad del Bronce en el arroyo Alcañizo. También hay testimonios del asentamiento vettón durante la Edad de Hierro, gracias al Verraco del Ejido de Malhincada. Por su parte, el asentamiento romano está documentado en la Laguna de las Limas.

La Calzada formó parte del señorío de Oropesa, que en ocasiones era dado a las reinas de Castilla y a algunos infantes, hasta que en 1366 fue dado como señorío jurisdiccional a Don Garcí Álvarez de Toledo, luego conde de Oropesa. Fue lugar de la jurisdicción de Oropesa hasta el 20 de febrero de 1642 cuando el Rey Felipe IV la declaró Villa junto con otro caserío ya casi desaparecido llamado Carrascalejo y le concedió jurisdicción propia, libre del Señorío del Conde de Oropesa, con su Concejo, Juez y atribuciones para regirse con autonomía.