Templo parroquial de San Juan Evangelista

Templo parroquial de San Juan Evangelista

El templo parroquial de San Juan Evangelista fue construido entre los siglos XV y XVI, de estilo plateresco, presenta uno de los ábsides más antiguos de cuantos edificios religiosos existen en la comarca. En el interior, se guardan la imagen de la Virgen con Niño en brazos, talla de madera de reducido tamaño de mediados del siglo XIV y la imagen de Santa Ana, del siglo XV. En el patio del actual recinto de la iglesia se conservan una serie de pilastras pertenecientes a un soportal que había en la entrada principal.