El variopinto entorno de Caleruela

El variopinto entorno de Caleruela

Un pequeño recorrido por los montes de esta población, con atractivas vistas sobre un extenso territorio.

Antes de realizar la ruta por el monte caleruelo, visitamos el área recreativa de Pusa (Ruta 1). Desde la parada del autobús de Caleruela situada en la carretera a Valdeverdeja, tomamos el camino que se dirige hacia el oeste, los primeros metros están asfaltados. En el paraje de Pusa (km 1,2) el arroyo del Molinillo forma un pequeño embalse y entre un agradable entorno con vegetación ribereña de espadañas y sauces, algunas mesas y arbolado acondicionan el lugar para pasar el día. Si nos damos un paseo por los alrededores podremos descubrir aves típicas de llanuras cultivadas como trigueros, cogujadas, avefrías y perdices o al más escaso aguilucho lagunero, que encuentra aquí un hábitat ideal.

Regresamos de nuevo a la parada de autobús para tomar ahora la carretera TO-7121-V hacia Valdeverdeja (Ruta 2). Un camino de tierra que sale por la izquierda (km 0,7 desde la parada del bus) se conoce como camino de la Navarra y nos lleva a un cercano depósito de agua y a una antena de telefonía. Justo antes de llegar a ellos, nos desviamos a la derecha (km 1,5). Hay una ascensión generalizada y zigzagueante durante gran parte del trayecto, en algunos tramos de forma más acusada, lo que nos irá permitiendo disfrutar de buenas vistas panorámicas de todo el entorno, según nos adentramos en un ambiente de monte mediterráneo. Además de Caleruela podremos identificar Calzada de Oropesa y otras poblaciones con las cumbres de Gredos como telón de fondo si miramos hacia el norte; por el oeste, amplias llanuras de cultivos y encinares, y el embalse de Valdecañas, ya en los límites con la provincia de Cáceres. Hacia el sur y el este, aparecen buenas extensiones de encinar y los Montes de Toledo, destacando la cercana finca Dehesa de Caleruela con una buena representación de monte mediterráneo adehesado con la sierra de San Vicente a lo lejos.

Además de encinas y retamas, destaca entre la vegetación del recorrido, plantas aromáticas como tomillos, cantuesos, jaguarzos y jaras y algunas manchas de eucaliptos. Entre la fauna alada es fácil observar mirlos, perdices y palomas y algún buitre leonado surca el cielo con su vuelo ajestuoso.

La ruta termina en dos depósitos de agua anejos (km 2,9), uno de ellos de más reciente construcción. Están situados en la cota más alta del entorno, 519m.

El camino de regreso realiza por el mismo