Vía Verde de la Jara

Vía Verde de la Jara

Calera y Chozas constituye el portal de entrada a la Vía Verde de la Jara, una línea férrea que nunca verá su finalización. Al igual que ocurre con otras líneas férreas, hay que remontarse a los tiempos de Primo de Rivera y su Ministro de Obras Públicas, el Conde de Guadalhorce, para explicar el origen de este trazado ferroviario. Esta línea de ferrocarril entre Talavera de la Reina (Toledo) y Villanueva de la Serena (Badajoz) tenía como objetivo unir los territorios entre los valles del Tajo y del Guadiana. Pese a las buenas intenciones, la guerra y sus miserias cayeron como un mazazo sobre este proyecto; mientras que la posguerra, el automóvil y el éxodo rural imposibilitaron la finalización del proyecto. Cuando se abandonaron las obras ya estaba construida casi toda la explanación, con sus estaciones, puentes, túneles y viaductos. Actualmente constituye la Vía Verde de la Jara, cuyo recorrido supone un verdadero atractivo para los amantes del medio natural.