Calera y Chozas

Calera y Chozas

Calera y Chozas se sitúa en el extremo sureste de la Comarca de la Campana de Oropesa e históricamente pertenece a la antigua tierra de Talavera al estar bajo el Señorío de los Arzobispos de Toledo. Los primeros testimonios de presencia humana en tierras de Calera se remontan al Paleolítico, tal y como lo demuestran los restos de industria lítica hallados en los parajes de Cobisa,   Miralobos o Arevalillo. También hay constancia de comunidades humanas durante el Calcolítico y la Edad del Bronce en Baldosadero, Prado Corral o en Bandalija; mientras que del periodo romano destacan los hallazgos de mosaicos en Cobisa u otros restos, como inscripciones y un sarcófago en Tórtolas.

El actual caserío de Calera es el re- sultado de la fusión de los despo- blados de Cobisa y Chozas, cuyos habitantes se afincaron en Calera. Cobisa se despobló durante el siglo XVII, mientras que las Chozas de Talavera se despobló a consecuen- cia de los efectos de la guerra de la Independencia de 1808.

El 27 de junio de 1809 al presentar- se una avanzada de caballería es- pañola en el pueblo, los vecinos se alborotaron, tocaron las campanas a bando y acometieron a unos solda- dos franceses que se habían queda- do rezagados. Esto irritó al Duque de Bellune, quien mandó incendiar el pueblo y pasar a cuchillo a veinte paisanos que no pudieron huir.

En octubre de 1833, se levantó una partida carlista en Talavera, bajo las órdenes de un tal González, admi- nistrador de Correos, tras encarcelar a los liberales y se dirigió a Calera con el objeto de proclamar a Carlos V como rey. El Alcalde, auxiliado por el comandante de realistas, exigió a González la orden que le autorizaba para tal proclamación, lo que sirvió al Alcalde para libertar al pueblo de un conflicto.