Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol

Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol

El edificio religioso más significativo es la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, del siglo XVI, es una construcción de pequeñas dimensiones, de planta rectangular, de una sola nave con bóveda de cañón, arco triunfal de medio punto de paso al presbiterio, ábside poligonal de tres lados y fábrica de mampostería y ladrillo. El campanario es una espadaña cerrada, de poca altura, situado sobre la puerta principal, del mismo material que el resto del templo. En el interior de la iglesia destaca una pintura de Santiago en Clavijo, que preside el retablo mayor, obra de Clemente Collazos en 1802.